En el Real Decreto-ley 2/2016, de 30 de septiembre, se introducen modificaciones en el régimen legal de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades, que permitan alcanzar el objetivo de déficit público fijado por las autoridades comunitarias. De esta forma, para los períodos impositivos que se inicien a partir de 1 de enero de 2016, se añade una disposición adicional decimocuarta en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, para los contribuyentes cuyo importe neto de la cifra de negocios en los 12 meses anteriores a la fecha en que se inicie el período impositivo sea al menos 10 millones de euros, en relación con los pagos fraccionados que se realicen en la modalidad prevista en el apartado 3 del artículo 40 de esta Ley. Estas modificaciones, que podrán ser objeto de revisión en el futuro sobre la base de la evolución de los ingresos del Estado, permitirán allegar fondos de manera inmediata a las arcas públicas, recaudación adicional por cuya efectividad velará la Administración tributaria, de conformidad con lo establecido en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, y en el Reglamento General de Recaudación, aprobado mediante Real Decreto 939/2005, de 29 de julio.

En este sentido en la Orden HAP/1552/2016, de 30 de septiembre se procede a modificar los modelos 222 y 202 de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre Sociedades, aprobados respectivamente por la Orden EHA/1721/2011, de 16 de junio, y Orden HAP/2055/2012, de 28 de septiembre, dando una nueva redacción a la casilla 33 del anexo I, que quedará como sigue:

«Mínimo a ingresar (solo para empresas con CN igual o superior a 10 millones de euros)»

El documento completo del Real Decreto está disponible para su descarga aquí.

Y el de la Orden aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.